lunes, 31 de agosto de 2009

Mineral (versión corregida y aumentada)


Sos sal de un mar dulce

hielo ígneo
plomo certero
lacre de mis secretos

Sos roca espejada
montaña de agua
gema embrutecida

Y yo soy cairel de un candelabro extinto
que entre tus manos de talco
se estremece y se opaca

Tu piel de mercurio se escurre entre mis dedos
y me envenena

Tu aliento de azufre se enreda en mi cuello
y me ahoga

Fui tu reina
y en mi trono de vidrio astillado
me coronaste con alambre de púa

Hombre acorazado
mis lágrimas no oxidan tu armadura
mis gritos no hacen eco en tu oquedad

En mi cuerpo de mármol
tallaste con besos
tu amor de amoníaco

Gira el disco de diamante
su música arranca la piel
y pule los huesos
pero no borra tus marcas

Temo que seas indeleble


5 comentarios:

Yo Gastón dijo...

Muy lindo, Emi. Aunque no creo en las correciones porque son como circulitos que giran y giran para siempre (patología del insatisfecho).
Felcicidades por lo del ciclo de poesía. Debería ir, pero el instituto, parciales y otras tantas excusas sociales no me dejan...
En fin, que sigas bien y nos vemos el 25 en la presentación del libro de don Sebastian.

Un abrazo.

Szarlotka dijo...

Sí, tenés razón. Las correcciones son interminables.
Gracias por las felicitaciones. Hacete un hueco y andá. Después hay micrófono abierto. Llevate algo para leer. Dale...
Beso

Coni Salgado dijo...

amor de amoníaco...
poesía pura
gracias Szarlotka!

Szarlotka dijo...

Gracias Coni. ¿suena a demoníaco? es la idea...
Beso

Sonia Cautiva dijo...

..."cairel estremecido y opacado"....
Emilce. tres personajes no amigos me impidieron asistir a Erato. Vendrá el momento. ¡Qué buena Mineral!
Gracias