sábado, 27 de noviembre de 2010

Sangre



me encierran
me sofocan
son más
y más
y más

se mueven
se mueren
se prenden
se apagan
no sé si están
dónde están
a dónde van

hasta cuándo
cuántos más
quién sigue
esclavos
de un camino
oscuro

cepos
eslabones de huesos
dislocados
cadenas rotas
y aún así
presos

un juego
un tablero
todos pierden
casillas vacías

volvieron
estan acá
en mi piel
bajo las uñas
se me cuelgan del pelo
bucean en mi sangre
me roban el aire
se me escapan por los ojos
gota a gota







3 comentarios:

Marcela dijo...

Acción, acción... hasta donde ese tablero aquieta las gotas de sangre...
Me encantó!

Anónimo dijo...

Una intimidad que duele, lagrimas de heridas que buscando todos tenemos.
Besos hermosa.

Szarlotka dijo...

Vos sí que entendés de lo que hablo, Anónimo. ¿Sos Manuel?